jueves, 8 de mayo de 2014

Disfunción erectil

Se denomina disfunción eréctil a la dificultad que tienen algunos hombres para lograr o para mantener una erección durante las relaciones intimas. Se estima que un 4% de los varones de 35 años tienen problemas para mantener las erecciónes, mientras que en los varones de 80 años en adelante, la proporción aumenta considerablemente hasta un 75%.



TIPOS DE DISFUNCIÓN ERÉCTIL

Tenemos tres tipos de disfunción eréctil:

La disfunción eréctil primaria: en la que el hombre no ha logrado nunca una ereccion. Este caso es muy raro y están debidos sobre todo a problemas físicos o malformaciones del miembro.

La disfunción eréctil secundaria: en la que el hombre ha logrado tener erecciones en el pasado, pero que por alguna razón ahora no lo consigue.

La disfunción eréctil situacional: en la que el hombre si es capaz de lograr y mantener una erección solo en situaciones especificas.

La disfunción eréctil generalizada que esta presente cuando el hombre no logra erecciones de ninguna de las maneras ni en ninguna situación. En este caso puede haber un problema físico. 

CAUSAS 

Las causas de la disfunción eréctil son muy variadas. Lo mejor es acudir a un especialista como es el caso del urólogo para que él determine el tipo de causa que esta provocando esta incapacidad para mantener y lograr erecciones.  Los problemas de erección se pueden dar por motivos psicológicos, fisiológicos o por combinación de ambos. 

Dentro de los factores orgánicos puede estar ocasionada por diabetes, problemas hormonales, hipertensión. Ademas también el consumo de determinadas sustancias como el tabaco, alcohol, las drogas o algunos medicamentos pueden hacer que la erección no se logre de una forma adecuada. 

Dentro de los factores psicológicos puede encontrarse sentimientos de culpabilidad, el miedo a fallar,  ansiedad hacia el acto sexual. Esta estimado que estas son las causas principales de los problemas de erección en hombres menores de 75 años.

A pesar de diferenciar entre ambos factores los dos están ligados entre si y habrá que tratarlos conjuntamente para una solución del problema más rápida y efectiva.

 TRATAMIENTO PSICOLÓGICO

 Una vez descartado el problema fisiológico una buena alternativa es la consulta con un especialista. Se recurrirá a un sexólogo que no es mas que un psicólogo especializado en temas relacionados con la educación y salud sexual. Los tratamientos psicológicos para este tipo de disfunción tienen una alta eficacia. Se recomienda acudir en pareja, si se tiene, no las primeras sesiones pero si en las siguientes para sentirnos apoyados por ella y conseguir una recuperación mas rápida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario